¿Problemas con certificado últimas voluntades? Aquí te ayudamos

¿Has realizado tu testamento, pero temes que tus familiares lo desconozcan, o tal vez creas que un familiar ha recientemente dejado un testamento sellado, pero no tienes seguridad de dónde lo dejó? Cuando la muerte visita a una familia, las cosas suelen agitarse y complicarse. Se pueden levantar algunos dramas familiares, y las reuniones más que unir en el duelo podrían alejar aún más a los parientes, sobre todo si hay dinero de por medio. Si estás viviendo un proceso así de complicado, o pienses que vas a pasar por él, no te preocupes que existe un documento que te puede aliviar de varios dolores de cabeza: el certificado ultimas voluntades.

 

¿De qué se trata el certificado últimas voluntades?

 

El certificado últimas voluntades es la solución a tus dramas familiares, ya que se trata de un documento que acredita si la persona fallecida ha dejado un testamento o no. Las ultimas voluntades se entiende como aquello que la o el fallecido ha declarado bajo testamento frente a un notario o abogados expertos en herencias y testamentos. Este documento lo otorga el Ministerio de Justicia y puede solicitarse luego de 15 días hábiles, sin contar el día del fallecimiento. De esta forma es que se determinará cuáles son los siguientes pasos a seguir en la larga lista de otros trámites que se deben realizar.

Cuando el certificado últimas voluntades es positivo, o sea que quien falleció sí dejó un testamento, se le notifica además en qué notaría del país se encuentra, con la finalidad de que cualquier heredero pueda reclamar aquello que le corresponde por derecho, pero también en lo que el testamento esté plasmado.

En el caso en el que el certificado ultimas voluntades sea negativo, o sea que la persona fallecida no ha dejado ningún tipo de testamento, regirá el procedimiento tradicional sobre las herencias, donde el tercio de libre disposición quedará sujeto a las leyes de herencia comunes, siguiendo la sucesión tradicional del heredero forzoso, luego los padres, a continuación cónyuge si es que hubiera, después tíos y sobrinos, y finalmente el resto de los familiares.

 

Qué tener en cuenta

 

Cuando de herencias y testamentos se trata, lo último que quisiéramos es equivocarnos en el papeleo y atrasarnos aún más con la tramitación. Es por esto que si quieres solicitar el certificado ultimas voluntades debes saber que este documento puede ser solicitado tanto de manera presencial como online. En el caso de ir a buscarlo en persona, debe ser en una Gerencia Territorial del Ministerio de Justicia, excepto en la Comunidad Autónoma de Madrid, donde se solicita en la Oficina Central de Atención al Ciudadano. Para solicitarlo puedes acudir con el certificado de defunción de la persona o su documento de identidad, además de tu propio documento de identificación. Además de forma presencial como online, hay que presentar el Formulario 790 llenado y cancelado a la entidad bancaria correspondiente.


En cualquier caso, ten en cuenta que si de herencias y testamentos se trata, los abogados expertos en herencias y testamentos siempre podrán tender una mano para ayudar con cualquier dificultad que se te pueda presentar en el camino, para que ellos se encarguen como corresponde de repartir la herencia, esté en un testamento o no.

Abrir chat