Conociendo delitos para acudir con abogados accidentes de tráfico

Como nadie quiere verse involucrado en un accidente de tráfico, lo mejor que se puede hacer para evitarlos, es prevenirlos. A veces parece tan sencillo decirlo, y, sin embargo, existen conductores irresponsables que le quitan la tranquilidad al resto. Como se dice, siempre hay que conducir a la defensiva. Esto no evita que se produzcan accidentes de todo tipo, y si bien en la mayoría de las ocasiones las indemnizaciones son de sencilla tramitación, en otras es necesario comenzar un juicio junto a abogados accidente de tráfico.

Los juicios en estos casos también pueden ser un dolor de cabeza extra, pero que cuando se comienzan muchas veces son por razones justas para la o las personas perjudicadas. Estos motivos pueden ser desde una indemnización insuficiente hasta el haber ocasionado heridas de gravedad. De cualquier forma, aunque se busque asesoría con abogados especialistas en accidentes de tráfico en Málaga o abogados en Valencia, siempre es bueno saber cuáles son las agravantes y las particularidades de cada caso, y así poder presentar un caso sólido frente al juez.

¿Qué se considera como agravante, y qué hacen los abogados accidentes de tráfico?

En general, los accidentes de tráfico suelen ser más comunes de lo que se considera. Estos van desde los choques leves o graves con otros vehículos, o también contra objetos fijos y los desplazamientos, y estos pueden deberse a numerosas razones que pueden ir desde no chequear correctamente los puntos ciegos hasta una distracción con el teléfono móvil. De cualquier forma, al tratarse de vehículos motorizados, los daños siempre pueden ser graves, aunque parezca que se viaja a poca velocidad.

Cuando se trata de accidentes de mayor gravedad, donde no haya un responsable claro o que la indemnización no sea pertinente, es que se dará inicio a un juicio. En los primeros dos casos recién mencionados es, además, que pueden entrar en juego los llamados agravantes. Estas son condiciones específicas que, de cumplirse, aumentarán la responsabilidad del delito a quien haya resultado culpable y que los abogados accidente de tráfico deberán revisar.

En el caso de los accidentes de tráfico, las agravantes se argumentan cuando existe un delito consumado o en investigación. En España están tanto los delitos que ocurren por imprudencias, como el homicidio por imprudencia, las lesiones graves y las menos graves. Pero también se encuentran los delitos contra la seguridad vial, que consisten en la conducción sobre el límite establecido de velocidad, y también por conducción bajo el efecto del alcohol o las drogas.

Cada una de estas agravantes debe poder ser demostrada con pruebas, con tal de que se aplique la justicia, de manera que las víctimas sean compensadas ante tal hecho, o ante más de alguno, como por ejemplo puede ser que la persona haya conducido a exceso de velocidad y bajo la influencia del alcohol. Además, y cuando existan lesionados, se deben practicar todos los exámenes pertinentes por algún médico forense, quien deberá determinar la gravedad de las lesiones.

Para concluir, cuando se trata de buscar justicia, lo mejor siempre es acudir con abogados accidente de tráfico, pues son las personas mejor capacitadas para determinar cuáles pueden ser los mejores cursos de acción, y así poder conseguir una indemnización adecuada y justa.

Abrir chat