¿Pierdo mi vivienda con la segunda oportunidad deudas?

Como a todas las personas, la crisis sanitaria del último tiempo les ha afectado de alguna forma u otra. Muchas perdieron sus trabajos debido a recortes del personal, por ejemplo, lo que implica un cambio en la forma en la que han estado viviendo. Desde tener que seguir pagando arriendo porque no hay otro lugar al que ir, o algún imprevisto médico que está costando más de lo presupuestado… Existen múltiples razones por las que las personas deben endeudarse. Lamentablemente, estas solo retrasan la actual situación de insolvencia. Pero por suerte las deudas pueden ser pagadas con la ley de segunda oportunidad deudas.
Desde que las personas hacen uso de esta ley de segunda oportunidad deudas para alivianar su carga económica, tendrán la posibilidad de deshacerse de sus pasivos a través de diferentes medios, siempre y cuando puedan probar que han sido deudores de buena fe. Una de estas formas es pagar sus deudas liquidando sus activos, lo que en otras palabras significa vender sus bienes.

Motivos por los que no te quitarán tu casa en la segunda oportunidad deudas

Pueden existir muchas dudas cuando se planea beneficiarse de la ley segunda oportunidad Málaga, pero para poder hacerle frente a las deudas a veces es necesario realizar algunos sacrificios por el bien de uno mismo, pero también de la familia. Cuando las personas buscan el beneficio de una segunda oportunidad, uno de los primeros pasos que se recomienda hacer y que son necesarios antes de judicializar el caso, es negociar un plan de pagos con los acreedores. En esta etapa los bienes no corren riesgo.
De no poder acordarse un plan de pago que satisfaga a todas las partes, es que aparecen algunas opciones en las que la vivienda puede o no verse afectada. Para que la vivienda entonces no se vea afectada, junto con un abogado ley segunda oportunidad Málaga.

Se deben cumplir alguna de las siguientes 3 condiciones en la segunda etapa del proceso del beneficio:

En primer lugar, que la venta de la vivienda no suponga ningún beneficio económico para subsanar las deudas pendientes. Esto significa que si vender la vivienda no alcanza para hacerle frente a todas las deudas pendientes, entonces no tiene sentido venderla.

En segundo punto, se encuentra que el valor de la hipoteca pendiente sea superior al del valor de la vivienda en el mercado. Esto quiere decir que aunque la vivienda sea puesta en venta, esta seguirá sin pagarse.

Por último, si la venta de la propiedad significa un mayor endeudamiento, cuando, por ejemplo, para poder vender la vivienda fuera necesario un trabajo de arreglos extra. Esto podría generar en la persona deudora un sobrecargo, y, por tanto, no corresponde hacer esa venta.

Finalmente, lo que la ley segunda oportunidad Málaga busca es que la persona no tenga más deudas, y que las que ya tiene al momento de acogerse al beneficio sean saldadas de la manera más justa posible. Es por este motivo que es recomendable buscar asesoría junto a un buen abogado ley segunda oportunidad Málaga, ya que podrá evaluar las opciones que tenga la persona antes de llegar ante el juez, y así poder saldar las deudas de la mejor forma posible.

Abrir chat