Derechos del viajero: cuándo acudir con abogados accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico son más comunes de lo que se cree. Al 2021, fueron poco más de 900 los accidentes fatales que cobraron la vida de más de 1000 personas. Si bien esta es una cifra que ha ido a la baja año a año, sigue siendo importante considerar que detrás de cada número hay una familia que sufre por la muerte de un ser querido. Además, y quizás lo peor de todo, es que en muchos casos son fruto de la irresponsabilidad humana al volante. Por suerte, los abogados accidentes de tráfico pueden ayudar con cualquier trámite o juicio que pueda volverse un dolor de cabeza aún mayor.
Quizás menos mencionado son también los accidentes en el transporte público, los cuales si bien en pocos casos son mortales, sí pueden producir graves heridas, porque el vehículo en su interior no tiene mayores medidas de contención de los pasajeros. Por suerte, y cuando la ayuda de los abogados especialistas en accidentes de tráfico no siempre es necesaria, existe el Seguro Obligatorio de Viajeros. ¿Qué cosas cubre? ¿Y en qué condiciones es relevante acudir con abogados accidentes de tráfico?

El seguro obligatorio y cuándo acudir con abogados accidentes de tráfico

El transporte público es, para quienes tienen la facilidad, una de las formas más económicas y convenientes de moverse por las ciudades del país. Sin embargo, ninguno está exento de sufrir por un accidente. Quienes son más perjudicados en este sentido son los autobuses, los que a diario deben compartir camino con cientos de automóviles que transitan las mismas rutas. Esto las hace más propensas a los accidentes que, por ejemplo, los trenes.
Por suerte existe el Seguro Obligatorio de Viajeros, el cual es la piedra angular de cualquier otro tipo de reclamo que deba hacerse junto a los abogados accidentes de tráfico. Lo que cubre el seguro son básicamente todos los gastos médicos, desde la curación, la hospitalización y la indemnización, según sea el caso y la gravedad de las lesiones. A pesar de esto, una desventaja que posee este seguro es que las indemnizaciones se dividen en categorías rígidas, dependiendo del tipo de lesión sufrida o el fallecimiento. Aunque sigue siendo un alivio, no tener que hacerle frente a todos los costos, comparándolo con los seguros obligatorios de automóviles, pueden quedar en desventaja.
Si bien las probabilidades son bajas, también está el caso en que la indemnización no sea cobrada. En estos casos es que se debe recurrir con abogados accidentes de tráfico en Málaga o abogados en Valencia, ya que se deberá emprender una demanda que culminará en un juicio. Otro motivo por el cual puede iniciarse un juicio puede ser cuando existen discrepancias en el tipo de heridas que se pueden sufrir.
Lo importante es que junto a ellos obtendrás toda la ayuda y asistencia jurídica necesaria en estos complejos escenarios, de los que lamentablemente cualquiera puede ser parte, y en el caso de estar dentro del vehículo del transporte público, poco se puede hacer para evitar el accidente.

Abrir chat