¿Se ha modernizado la ley de segunda oportunidad deudas?

Si es que las deudas comienzan a volverse una mochila con demasiada carga, y sin una salida viable para resolverlas. Es por este motivo que en España y en prácticamente toda Europa existe la llamada Ley de segunda oportunidad deudas. Con ella se presentará una nueva manera de enfrentarse a las deudas, de una manera legal y segura. Siempre y cuando se cumplan con todos los requisitos. Sin embargo, la ley no se ha mantenido de la misma manera a través del tiempo, y uno de los cambios más relevantes se produjo hace relativamente poco.

¿De qué manera esta segunda oportunidad deudas ha cambiado?

Cuando se baraja la posibilidad de beneficiarse de una segunda oportunidad deudas, es porque la situación económica está lejos de ser la mejor o la más recomendada. Es de hecho que los requisitos que se necesitan para acogerse a la ley de segunda oportunidad, dan cuenta de que las personas deben encontrarse en bastantes aprietos, como lo es, por ejemplo, que se debe tener deudas con dos o más acreedores.

Siguiendo esta misma línea, lo que quizás en mayor medida pueda evitar que muchas personas se acerquen a por el beneficio, son los requisitos. Dentro de estos se encuentra, como fue mencionado anteriormente, el número mínimo de acreedores, pero también el ser un deudor de buena fe, que puede ser difícil de comprobar, o que la deuda supere los 5 millones de euros.

Sin embargo, con el tiempo la legislatura se ha ido modernizando, incluso hasta tan recientemente como septiembre del 2022. Por ejemplo, ya no es requisito para acceder al beneficio el no haber rechazado una oferta de trabajo en los 4 años previos a la solicitud, y también el plazo mínimo para volver a acudir a tribunales se redujo de 10 a un mínimo de 5 años.

En esta misma página es que, además, ya no es un requisito haber intentado resolver en un acuerdo extrajudicial con los acreedores de la deuda algún tipo de plan de pagos. Así, y de esta manera, es que ahora existe la posibilidad de acudir directamente ante los tribunales para solicitar una segunda oportunidad deudas. Los motivos para realizar este trámite de manera directa no se refiere simplemente a los tiempos más acotados y menor gasto en ellos, sino que se garantiza la observación de una tercera parte.

Tener deudas puede llegar a ser muy complejo, por lo que en muchas ocasiones los acreedores aceptarán cualquier forma de pago con tal de que su deuda quede saldada. Sin embargo, sin la ayuda de un abogado ley segunda oportunidad Málaga, abogados en Valencia, e incluso el mismo juez del caso, es muy probable que se pueda hasta perder la vivienda.

Por último, cabe recordar que este proceso de segunda oportunidad deudas puede salvar a una persona de la situación en la que se encuentra, dándole una nueva oportunidad de comenzar, ya sea a través de la exoneración de sus deudas o de un plan de pagos supervisado por un mediador. De cualquier forma, el objetivo será el mismo, y la tranquilidad no la podrá quitar nadie.

Abrir chat