Los seguros: todo lo que un heredero debe conocer

Los fallecimientos de familiares pueden ser un verdadero dolor de cabeza, tanto por lo emocional como por todas las funciones ejecutivas que se deben de realizar en un límite de tiempo más o menos corto. Cuando un ser querido fallece para los familiares más cercanos, se puede convertir en una verdadera carrera contra el tiempo. El heredero o los herederos deben conocer cuáles son los pasos a seguir si quieren agilizar todo trámite relacionado con las herencias y testamentos y, además, con algo que puede ser obviado, como lo son los seguros.

¿Qué debe tener en cuenta un heredero sobre un seguro a cobrar?

Cuando las personas fallecen, dejan a sus herederos forzosos tanto sus bienes como sus derechos y obligaciones. Esto significa que, por ejemplo, el heredero recibirá la casa o el departamento de sus padres, pero también la deuda hipotecaria, en caso de existir. En otras ocasiones se puede desconocer si la persona fallecida hubiera dejado un testamento, con el cual repartir de manera diferenciada los bienes y obligaciones correspondan.

Otro punto del cual no se ha hablado, sin embargo, es de los seguros asociados. En vida se pueden contratar diversos tipos de seguros, que funcionan todos de manera diferenciada. Por ejemplo, se encuentran los seguros automotrices obligatorios, los cuales deben tener cada auto para indemnizar a las víctimas de un siniestro vial. O también por ejemplo el Seguro Obligatorio de Viajeros, con el cual los pasajeros de cualquier transporte público aseguran un traslado seguro. Además, se incluyen todos los seguros complementarios que la persona pudo haber contratado, como seguros de salud y de vida.

Los seguros de vida en específico cubren mucho más que solo el fallecimiento de las personas. Sin embargo, en esta situación en particular, son un recurso con mucha utilidad. Dependiendo del tipo de póliza que hubiera tenido el contratante, en general se le paga una indemnización a los beneficiarios del asegurado. Esta indemnización es monetaria y varía en función del tiempo que llevase contratada y del plan elegido.

Para conocer si es que la persona fallecida hizo función de este beneficio, se debe solicitar al mismo tiempo que se hace la solicitud últimas voluntades. Esto se debe a que, al igual que los testamentos, los seguros y las personas que los contratan quedan en un registro público, que puede ser solicitado después de 15 días hábiles desde el fallecimiento de la persona por un heredero o cualquier persona interesada.

Una vez realizado este trámite puede comenzar el periodo de cobro de dicho seguro ante la compañía correspondiente. En casos muy extremos, se deberá recurrir a abogados expertos en herencias y testamentos, quienes serán los encargados de hacer valer la póliza para recibir la indemnización correspondiente. Ahora bien, se podrá hacer uso del beneficio del seguro, independientemente si se acepta o se da la renuncia a la herencia.

Por último, es importante señalar que en los momentos más difíciles, es importante proceder con todas las precauciones posibles para no cometer errores y retrasar los procesos de tramitación. Cuando se trata de herencias y testamentos, lo mejor es poder buscar ayuda, y poder proceder de la mejor manera con todo lo necesario en el difícil momento que puede suponer el fallecimiento de un familiar.

Abrir chat