Fiestas de fin de año, y la esperanza de la segunda oportunidad deudas

Son muy pocas las personas adultas en el país que no incurren en gastos extras durante las fiestas de invierno. Esto es básicamente porque en un rango de tiempo muy corto se suceden 3 fiestas diferentes, en las cuales se incurre en gastos que son mayores que durante la mayor parte del resto del año. Los regalos, las cenas, fiestas, ropa, y a lo que se puede sumar incluso el gasto en calefacción. Sin embargo, respecto del presente año 2022 también se debe considerar la historia reciente, y es que hace poco el país estaba -y está aún, en cierta medida- en una situación de emergencia sanitaria. Es por esto que muchas personas adquirieron deudas que aún no pueden pagar del todo, y que comienzan, como una ola, a ahogar a la persona. Afortunadamente, existe un salvavidas, que es la ley de segunda oportunidad deudas.
Obtener una segunda oportunidad deudas le da a las personas la tranquilidad de que sus deudas serán exoneradas, si no inmediatamente, al menos en un plazo de 5 años. Es por este motivo que cuando las cosas se están poniendo complejas, sobre todo en las fechas de fin de año, haya que realizar algunos cambios en los hábitos económicos de ser posible y así evitar caer en una situación de insolvencia total.

El silencioso peligro de las deudas, y el beneficio de la segunda oportunidad deudas

Los españoles en general se están endeudando el doble durante el 2022, de lo que lo hacían en el peor momento del 2020. Esta es una cifra preocupante que no solo refleja la necesidad de muchas familias, sino que también el actual estado de la economía, donde el costo de vivir sube, pero muchas veces los sueldos se quedan estancados. La diferencia entre estos la tiene muchas veces que subsanar el propio afectado, y una de las maneras más seguras es a través de pedir préstamos.
A pesar de lo útiles que puedan ser, no se debe olvidar que los préstamos son también un negocio, y el prestamista busca ganar dinero con ello, lo cual se traduce en los intereses. Estos intereses son los que peor la harán pasar a quien haya solicitado el dinero, ya que en ocasiones es necesario un préstamo para pagar otro, sin contar que en cualquier momento puede ocurrir una situación extraordinaria como un accidente o emergencia médica.
Todas estas situaciones pueden superar la capacidad de solo una persona de hacerse cargo de sus deudas, y es donde entra la ley de segunda oportunidad deudas. Con esta ley se le permite a la persona afectada reorganizar o exonerar sus deudas. Esto quiere decir que deberá pagar en la medida de sus posibilidades lo que alcance de las deudas con los dos o más acreedores con quienes tenga el contrato de deuda. Es por este motivo que también es recomendable asesorarse con un abogado ley segunda oportunidad Málaga o abogados en Valencia, puesto que se debe evaluar caso a caso cuál es la mejor opción para que las deudas ni los intereses se vuelvan agobiantes, y tener finalmente una segunda oportunidad deudas.

Abrir chat