Abogados accidentes de tráfico y la relación con los accidentes laborales

Cuando se trata de accidentes de tráfico, lamentablemente puede ocurrir cualquier cosa y en cientos de circunstancias diferentes. Además, es muy sencillo que ocurran, un descuido, ver el móvil un momento más del necesario, las calles mojadas y resbaladizas.

En los peores de los casos, existen ocasiones en las que ni siquiera hay que hacer algo, ya que son las acciones de un tercero las que terminan afectando el propio patrimonio, la salud e incluso la vida de las demás personas. En estos casos es que se vuelven necesarios los abogados accidentes de tráfico. ¿Pero qué ocurre en circunstancias laborales?

¿Cuándo los abogados accidentes de tráfico los consideran como laborales?

Existen diferentes tipos de accidentes a los que se debe acudir con los abogados especialistas en accidentes de tráfico, y en general tiene que ver con la gravedad del accidente. Por ejemplo, cuando son choques de menor gravedad, que tan solo dejan daños en el vehículo, basta con que la aseguradora se encargue de los gastos una vez que haya determinado las responsabilidades. Cuando existen heridos, algún tipo de agravante de parte de quien causó el accidente, o no queda clara la responsabilidad del mismo, se da inicio a un juicio donde deben intervenir estos abogados accidentes de tráfico.
Una de las tantas formas de participar, involuntariamente por lo demás, en un accidente de tráfico, tiene que ver con los desplazamientos laborales. Estos pueden ser de dos tipos: accidente in itinere, y accidente en jornada de trabajo. El primero de estos dos tipos de accidente son los que se producen en los trayectos entre el hogar y el lugar de trabajo, así como también viceversa. En cambio, el segundo tipo de accidente se produce durante el horario laboral.
Cabe mencionar, sin embargo, que los accidentes in itinere son muchos más que accidentes de tráfico, pero al tratarse de los desplazamientos, generalmente ocurren en algún medio de transporte como un vehículo particular o el transporte público. De cualquier forma, estos accidentes de tráfico se cubren como accidentes laborales, y, por tanto, cuando son de baja complejidad, se cubren como uno de tipo laboral. La única diferencia relevante a considerar es que, debido a este último punto, en vez de acudir a cualquier centro médico se debe constatar las lesiones y circunstancias en la mutual laboral de la empresa. Cuando los accidentes son graves, se debe acudir al centro médico más cercano y alistarse para tener que acudir con abogados especialistas en accidentes de tráfico.
Por otro lado, los accidentes en horario de trabajo siguen la misma lógica de los accidentes in itinere. Existen muchos empleos en los que conducir es necesario, y, por tanto, el riesgo de sufrir un accidente de tráfico es mucho mayor. Es por este motivo que también se debe solicitar la ayuda de abogados accidentes de tráfico para que representen de manera fiel en los juicios que podrían seguir luego de un siniestro grave. Los abogados especialistas en accidentes de tráfico pueden, de diferentes maneras, asegurarse de que las personas afectadas reciban todas las indemnizaciones correspondientes.

Abrir chat