La diferencia entre desheredar y olvida a un heredero

El campo de las herencias y testamentos es un terreno fértil para grandes dolores de cabeza, problemas familiares, y trámites a medio hacer que solo estiran el tiempo en el que la persona fallecida pueda descansar en paz. Lamentablemente, son muchas y muchos quienes también intentan sacar provecho personal de unas circunstancias en las que muchos otros familiares pueden estar con dolor. Es por este y otros motivos que conocer cierta información puede ser de gran ayuda para despejar dudas y poder comenzar el duelo con mayor tranquilidad.
Dentro de todas las trampas y engaños que se pueden hacer, o que quizás por desconocimiento no se abordan de manera exhaustiva, se encuentra tanto la desheredación como la omisión de un heredero. Este hecho puede cambiar el curso de cómo se reparten la herencia y testamento, además de que puede ser un gran impacto para la familia de la persona fallecida. Si bien ambas cosas pueden parecerse o utilizarse como sinónimos, son figuras totalmente diferentes

¿Cuáles son las diferencias para dejar a un heredero sin su parte?

En ocasiones puede ocurrir que los familiares no estén contentos con el actuar de un heredero, o que crean que no merece ser parte de la herencia por diferentes circunstancias. Lamentablemente, para ellos, las herencias están claras en la ley. Existe un orden jerárquico en el que algunas personas recibirán más bienes, derechos y obligaciones que otras. A estas personas se les llama herederos forzosos y por lo general se trata de las hijas e hijos de la persona. Es en ocasiones particulares, como cuando el certificado últimas voluntades, y que significa que hay un testamento de por medio, que las distribuciones pueden variar.
Así también existen otras oportunidades en las que una herencia puede verse en juego. Tales son los casos del dejar fuera a un heredero, o también de desheredar. En la práctica, ambas acciones tienen el mismo resultado: el heredero forzoso queda sin su parte de la herencia, y es de este hecho del que algunas personas familiares podrían sacar provecho.
En el caso de olvidar incluir un heredero, esto puede ocurrir con alevosía o por descuido, pero siempre en el caso en el que se realizan testamentos. Pueden ser diferentes las razones por las que no se hubiera incluido, las accidentales, por ejemplo, pueden ser porque se da por hecho que recibirán dos tercios de la herencia, y, por tanto, se omiten. Más si se trata de una acción intencional, puede ser para intentar que un heredero no reciba los beneficios que le corresponde. En cualquier caso, quien reciba los beneficios gozará de protección ante la ley.
En el segundo caso, el de la desheredación, es diferente, puesto que se debe dejar constancia notarial, además de dejarla en el testamento. Esta debe ser por un motivo de alta complejidad, por ejemplo, que el heredero hubiera atentado contra la vida del testador, haberle acusado de un falso delito u obligarle a que escriba el documento.
En cualquier ámbito, siempre que existan dudas al respecto, se puede acudir con abogados expertos en herencias y testamentos. Ellos serán los responsables de las tramitaciones correspondientes a las herencias, y también se pueden encargar de resolver cualquier problema que exista si un heredero aparece para reclamar lo que le corresponde.

Abrir chat