¿Qué requisitos existen en un concurso de acreedores express?

Existen diferentes tipos de empresas: desde las grandes multinacionales hasta las pymes de barrio que atienden a los clientes de un sector muy específico de España. Pero todas tienen algo en común que puede ser lamentable, y es la posibilidad de perder su solvencia con el pasar del tiempo. Esto está lejos de ser lo más deseado, y por desgracia afecta a las empresas en función de su capital, es decir, las pymes sufren mucho más que las grandes empresas. Por suerte, para todas, existe el concurso de acreedores, una eficaz herramienta con la que se puede intentar salvar a las empresas.
Aunque existen muchas formas de lidiar con la insolvencia de las empresas, muchas veces esto tiene que ver con las deudas que sostienen. Pueden ser con muchos acreedores o unos cuantos, pero eso les ha perjudicado en su capacidad para poder solventarlas. Existe la posibilidad incluso de la cancelación deudas, pero toma mucho más tiempo, y el proceso suele ser tedioso. Es por esto que desde 2020 existe una posibilidad para acortarlo que satisface esta necesidad: el concurso de acreedores express.

¿Cuál es el proceso y requisito de un concurso de acreedores express?

Participar en un concurso de acreedores significa que las cosas no están funcionando como deberían, y que la solución se encuentra en las negociaciones bajo el poder judicial. El camino usual que el concurso toma es el de las negociaciones, luego se involucra un administrador concursal para reorganizar la empresa y de esta forma solventar la mayor cantidad de gastos posibles.
Posteriormente, se indican las responsabilidades y finalmente se da una resolución al conflicto, basándose en todo el trabajo anterior, los bienes y activos de la empresa, y todas las negociaciones correspondientes.
Si la empresa tiene capital y puede hacerse cargo de al menos parte de sus deudas, lo hará en forma de un plan de pagos, donde después de un tiempo determinado se cancelarán todas sus deudas. Por el contrario, de no existir ningún bien ni activo con que pagar al menos una parte, se habla de cancelar deudas. El proceso puede tomar entre 3 a 8 años, dependiendo de la complejidad y la Comunidad en la que se tramite la solicitud.
El concurso de acreedores express tiene entre sus beneficios acortar el proceso de solicitud, además que es mucho más barato y menos complejo. Los requisitos para realizar esta forma de solicitud son 4, y tienen mucho que ver con el cancelar deudas de un proceso corriente. En primer lugar, se debe demostrar que se carecen de activos suficientes para satisfacer las deudas que se tienen. En segundo lugar, no son previsibles acciones de reintegración de la masa, es decir, que no se pueden devolver bienes o derechos que hubieran sido dejados fuera para demostrar la situación de insolvencia. En tercer lugar, el concurso no puede ser declarado culpable, o sea que la situación en la que se encuentra la empresa es fortuita. Por último, además, no puede haber relaciones laborales vigentes al momento de solicitar un concurso de acreedores express.
Todos estos requisitos deben ser presentados junto a la solicitud del concurso de acreedores, junto con abogados especialistas en concursos de acreedores. Esto es para presentar toda la documentación de la forma más clara posible, y disminuir los tiempos y costos de tramitación lo máximo posible, y cancelar las deudas con una nueva oportunidad.

Abrir chat