Abogado Matrimonialista

El divorcio es un tema muy complejo cuando hablamos del lado emocional de las personas involucradas.

Cuando una pareja ha decidido poner fin a su matrimonio, por lo general no saben qué pasos tomar para tener un divorcio sin problemas. Aunque el proceso legal en España es muy claro sobre los pasos para divorciarse, el proceso legal puede complicarse con sorpresas y demoras que traumatizan todo este proceso.

Es necesario tener una comprensión general de cómo se puede facilitar el proceso de divorcio siguiendo los pasos correctos. Para hacer esto, necesitas el asesoramiento adecuado. Esto ayudará a resolver cualquier duda que puedas tener sin gastar demasiado dinero.

En CASTILLO CASTRILLÓN ABOGADOS somos abogados matrimonialistas que podemos asesorarte en soluciones que mejorarán tu vida.

Divorcio express

El divorcio es el término legal para la ruptura definitiva de un matrimonio que ha sido contraído por una pareja al menos tres meses antes de disolverlo. Después del divorcio, ambos cónyuges pueden volver a casarse con otras personas, e incluso si quieren reconciliarse y volver a la situación anterior, deberán volver a casarse.

Puede obtener un divorcio sin una razón específica. Ambos cónyuges deben estar de acuerdo o uno de los cónyuges debe conseguir el consentimiento del otro y demostrar que tienen una propuesta por escrito sobre cómo dividir las cosas en el divorcio.

Como dispone el artículo 81.2 del Código Civil de España, si el cónyuge que solicita el divorcio puede demostrar que es víctima de violencia doméstica o si existe un alto riesgo de que los niños sufran daño, entonces no tiene que esperar los 3 meses mínimos antes de divorciarse.

¿Cuáles son los efectos del divorcio?

El divorcio, principalmente, cuenta con las siguientes consecuencias:

  • Ruptura del vínculo matrimonial La pareja automáticamente deja de estar casada, y cualquiera de los cónyuges podrán contraer matrimonio nuevamente.
  • Cambio en el estado civil Finalizado el matrimonio, las personas procederán a cambiar su estado civil de casados a divorciados.
  • Finalización de los derechos y obligaciones matrimoniales Los cónyuges pierden las obligaciones de convivencia, de garantizar alimentos, el deber de fidelidad y ayuda con su ex pareja. También se pierden los derechos sucesorios y las pensiones de viudedad.

Es importante señalar que el divorcio no implica el fin de las obligaciones de alguno de los cónyuges respecto a los hijos, ya que estas se originan por la relación filial y no por la unión matrimonial.

Diferencia entre separación y divorcio

La separación y el divorcio a menudo se confunden.

La principal diferencia entre la separación y el divorcio es que la separación no pone fin al vínculo conyugal; simplemente se refiere a una ruptura en el matrimonio, impidiendo que los compañeros de vida vivan juntos. De esta forma, ningún miembro de la pareja puede volver a casarse con otra persona; si se reconcilian después de la separación judicial, solo necesitan informar al tribunal que verificó la separación, y no hay necesidad de un nuevo matrimonio.

En el pasado, para divorciarse, primero tenía que separarse. Esto cambió en 2005 cuando entró en vigor la Ley 15/2005, donde se modificó el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en el área de separación y divorcio, lo que se permitió que las personas se divorciaran sin tener que separarse primero.

La ley no hace distinción entre divorcio y separación, por lo que los requisitos son los mismos para ambos procedimientos.

Tipos de divorcio

En nuestro país existen dos tipos de divorcio: de mutuo acuerdo o contencioso. El único requisito para cualquier caso es que hayan pasado tres meses desde el inicio del matrimonio.

Divorcio de mutuo acuerdo

Este es el tipo de divorcio que solicitan ambos cónyuges y ocurre con el acuerdo de ambos o de uno solo de los cónyuges con el consentimiento del otro.

Como ambas partes manifiestan una firme voluntad de disolver el vínculo conyugal, proceden a exigir que se proponga un convenio transaccional que deberá ser ratificado por el juez competente. Este acuerdo cubrirá todos los términos esenciales relacionados con el cuidado de los hijos, el horario de visitas y comunicación entre padres y abuelos, así como quién puede usar y disfrutar la casa familiar y cuánto se pagará de pensión alimenticia o compensatoria, y la liquidación del régimen económico matrimonial.

Este proceso es el más rápido, sencillo y económico para ambas partes, porque los cónyuges pueden tener cada uno su propio abogado y representante, o incluso tener una representación común.

Divorcio Express o Divorcio Notarial

Si no hay hijos comunes, se puede hacer por medio notarial. Esto se llama el divorcio express, y es el más recomendable porque es rápido y económico. Para promover el divorcio express basta con que los cónyuges se presenten ante notario con una declaración clara de su voluntad de divorciarse, aportando el convenio regulador.

El notario comprobará el cumplimiento de la legalidad y solo denegará el divorcio si el pacto perjudica gravemente a uno de los ex cónyuges alguno de los hijos mayores de 18 años. Una vez concedida la escritura pública, deberá inscribirse en el Registro Civil para producir efectos frente a terceros.

Divorcio Contencioso

Este es el divorcio en el que uno de los cónyuges quiere divorciarse sin el acuerdo del otro cónyuge.

Dado que no hubo acuerdo entre las partes, este proceso comienza con una persona que solicita el divorcio por vía contenciosa. Esto significa que no necesita incluir la presentación de convenio regulador. El Juez decidirá por medio de una sentencia de divorcio los extremos de la situación de cómo quedará cada cónyuge.

Este proceso siempre es más complicado y toma más tiempo, también es más costoso porque cada cónyuge tiene que tener su propio abogado y representante.

¿Cómo divorciarse de mutuo acuerdo?

Los pasos a seguir para el procedimiento de divorcio por mutuo acuerdo son:

-Concretar un abogado y procurador

Es importante tener un buen abogado de familia que redacte correctamente el mejor convenio regulador para el caso específico. Es recomendable que sea uno para ambos cónyuges para evitar gastos elevados en el procedimiento.

-Presentar el convenio regulador

Este paso es imprescindible en el divorcio de mutuo acuerdo. Consiste en un documento firmado por ambos cónyuges donde se manifiesta su voluntad firme e inequívoca de divorciarse.

-Otorgar poderes al abogado y procurador

Se puede realizar de dos maneras: primero, por medio de un poder notarial- tiene un coste de 40 o 50 €-; y segundo, por medio del apoderamiento “apud acta”, realizado por el secretario Judicial dentro del Juzgado el mismo día que se cite para ratificar la demanda -este proceso es gratuito-.

-Recopilar los documentos que se deben presentar

Existen varios documentos que deben ser presentados al iniciar el procedimiento:

  • Certificado de matrimonio, expedido en el mismo Registro Civil.
  • Certificado literal de nacimiento de los hijos -en el caso de haber tenido-.
  • Certificado de empadronamiento de los cónyuges o acreditación del domicilio de vivienda de la pareja. Este certificado se solicitará en el Ayuntamiento.

La demanda de divorcio por mutuo acuerdo se debe presentar ante el Juzgado de Primera Instancia en el último domicilio común de los cónyuges o, en su defecto, en el domicilio habitual de alguno de los cónyuges. Si existen menores de edad, el caso será trasladado al Ministerio Fiscal para velar por los hijos menores.

-Ratificación de la demanda de divorcio

El Juzgado deberá en una o dos semanas, luego de la presentación, citar a los cónyuges juntos o separados, indicando el día y la hora para que ambas partes ratifiquen la demanda y el Convenio Regulador frente al Secretario Judicial.

Si alguno de los cónyuges no se muestra conforme con los términos de la demanda, el Juez archivará el caso y los cónyuges tendrán que iniciar el divorcio por la vía contenciosa.

-Sentencia judicial

Si el Juez observa que en el Convenio Regulador existen cláusulas perjudiciales para alguna de las partes o para los hijos menores, procederá a dar un plazo de 10 días para presentar un convenio nuevo.

Una vez que el Juez haya aprobado el procedimiento, terminará dictando la sentencia de divorcio en un plazo estimado de 2 o 3 meses, que será notificada al Registro Civil para su inscripción.

Casos de éxito

Contacta con nosotros

En CASTILLO CASTRILLÓN ABOGADOS estaremos encantados de asesorarte. Contacta con nosotros, seguro que podemos ayudarte. Rellena el siguiente formulario y nosotros te llamamos.

¿Necesitas un abogado matrimonialista?

Como abogados especialistas en divorcio, recomendamos siempre a nuestros clientes tener una primera consulta jurídica, por eso la primera es gratuita. De esa forma puedes conocer al equipo, consultar tus dudas y valorar con todas la información necesaria a tu representante legal.

Contactar