Es importante recordar que el término «administrador» incluye tanto a los representantes legales y sus suplentes, como a los miembros de las juntas y consejos ejecutivos. Cada funcionario tiene la capacidad de actuar en nombre y representación legal de la empresa ante la sociedad para la que trabaja.

¿Cuáles son las obligaciones de los administradores de una sociedad?

La Ley de Sociedades de Capital determina que los administradores deben cumplir con las obligaciones de su cargo:

– Actuar con diligencia y lealtad El artículo 225 de la mencionada ley se refiere a actuar con la “diligencia de un ordenado empresario”. Por su parte, el artículo 226 menciona el deber de lealtad en el momento de la defensa del interés de la sociedad. La honestidad dentro de su comportamiento se refiere igualmente a la prohibición de utilizar el nombre de la empresa y su posición en la misma, para realizar operaciones por cuenta propia y para su beneficio.

– No deben ejecutar negocios propios con la empresa El artículo 228 índica que es deber del administrador el no valerse de oportunidades de negocio, es decir, que debe abstenerse de proceder inversiones u operaciones ligadas con los bienes de la sociedad para su propio beneficio, sobre todo cuando la compañía posea intereses en dichas operaciones empresariales.

– No pueden ejercer dobles cargos La ley índica que los administradores no deben dedicarse a otra actividad que tenga similitud con el objeto social de la propia sociedad, ni ejercer el mismo cargo en una sociedad si ya lo tiene en otra empresa de la competencia.

– Cuidar la confidencialidad Los administradores deben ser fieles al deber de secreto que hace mención la citada ley: no podrán facilitar a terceros información de carácter privado de la empresa, incluyendo el momento de haber concluido en sus funciones.

¿Cuál es la responsabilidad del administrador de una sociedad?

En el momento que un administrador genera un daño o perjuicio a la sociedad, accionistas o terceros, la parte afectada puede interponer contra el administrador una acción individual de responsabilidad o una acción social de responsabilidad.

  • Acción individual de responsabilidad La acción individual de responsabilidad contra los administradores consiste en que mediante un accionista o un grupo de ellos, pueden ser socios o terceros, buscan que el administrador responda legalmente por los perjuicios ocasionados por alguna de sus acciones.
  • Acción social de responsabilidad La acción social de responsabilidad contra los administradores es la que le corresponde seguir a la sociedad, contando con una decisión previa de la asamblea general, en contra de un determinado administrador o varios que hayan estado en el cargo, y que sea notorio el incumplimiento de sus deberes.

La diferencia fundamental con la acción individual de responsabilidad es que para determinar el inicio de esta acción es necesaria la decisión previa de la asamblea de accionistas en pleno.

Esta acción social de responsabilidad tiene el objetivo:

  • La declaración de que los administradores son solidarios e ilimitadamente responsables de los perjuicios que por cualquier motivo, ya sea doloso o por culpa, hayan generado.
  • Que la consecuencia inmediata sea la condena a los administradores acusados de indemnizar por los perjuicios ocasionados.
  • La imposición de multas a los administradores y su inhabilitación para el ejercicio de labores en el comercio por su actuación en conflicto de intereses con las sociedades sin la debida autorización.
  • La declaración de nulidad de todos los actos realizados que vayan en contra de dichas prohibiciones legales y los estatutos.
¿Cuál es la responsabilidad de los administradores de una sociedad en temas penales?

Además de la responsabilidad civil que hemos mencionado y que les puede corresponder debido a sus actos u omisiones dolosas o culposas, los administradores tienen sujeción a responsabilidad penal al igual que cualquier funcionario. En el cumplimiento de sus funciones como administradores, las conductas en relación con el giro de los negocios pueden generar la comisión de un delito con responsabilidades penales.

¿Qué delitos puede cometer un administrador de una sociedad?

Los delitos por los que un administrador puede ser acusado y tener responsabilidad penal son:

1-Los administradores pueden cometer el delito de falsificación, ya que puede darse el caso de que ordenen, permitan, ejecuten o encubren algunas alteraciones a los estados financieros de la compañía. También por emitir falsos certificados o entregar información incorrecta a las autoridades, así como falsear los nombres de los demás socios o administradores.

2-Los administradores pueden ser acusados del delito de uso indebido de información privada, si el funcionario la utiliza para beneficio propio o a un tercero a cambio de dinero o favores.

3-Los administradores pueden caer en responsabilidad penal debido a la violación de derechos de propiedad intelectual o derechos de autor, por comportamientos que son violatorios de las normas que tratan de la libre competencia, pudiendo configurar un delito.

4-Los administradores pueden caer en el delito de “Administración Desleal”, lo que significa que disponen de forma fraudulenta de los bienes de la sociedad o contraen obligaciones poniéndolas a cargo de la compañía, generando directamente un perjuicio económico que puede evaluarse en los otros socios.

Es necesario señalar que la responsabilidad penal sobre los administradores puede implicar la obligación de indemnización por los perjuicios generados a consecuencia de la conducta indebida del funcionario.

Casos de éxito

Contacta con nosotros

En CASTILLO CASTRILLÓN ABOGADOS estaremos encantados de asesorarte. Contacta con nosotros, seguro que podemos ayudarte. Rellena el siguiente formulario y nosotros te llamamos.

Castillo Castrillón Abogados: especializados en responsabilidad de los administradores de una sociedad

Si necesita de manera urgente un abogado especialista en el tratamiento legal de la responsabilidad del administrador de una sociedad o compañía, no dude en comunicarse con nuestros Despachos de Abogados en Valencia y Málaga: nuestro gran equipo legal multidisciplinario le otorgará el estudio adecuado a su caso para brindarle el mejor servicio legal que necesita, además con gran cobertura a nivel nacional.

Contactar